Los grandes cambios

El talento en México. Parece sencillo hablar del tema, sobre todo en un país donde tener una opinión y expresarla es un derecho. Practicamos la opinología sin medida y nos sentimos expertos con muy poca o ninguna instrucción. Sin embargo, hay temas que exigen ir más a fondo.

El mundo está cambiando muy rápidamente. No sé si más que nunca, pero este cambio supone una reorganización de muchos factores de la vida que conocemos. Compañías y organizaciones enfrentan grandes retos para definir su dirección estratégica y deben tomar decisiones imposibles cada día. El papel que juegan las áreas o departamentos está evolucionando. Hay caminos inexplorados que es necesario transitar, dispuestos a desaprender y hacer espacio para otro conocimiento. Algunas actividades son nuevas y las actividades de siempre se están reagrupando. Con frecuencia es necesario actuar con más de un sombrero (cargo o capacidad) en un momento determinado.

Por lo anterior, obtener los resultados esperados de las personas y grupos de trabajo representa múltiples desafíos y múltiples fracasos. Es de esperarse. Cuando en una organización los fracasos no tienen un valor específico de aprendizaje y experiencia, es común encontrar toda clase de justificaciones, incluida la falta de talento del mercado laboral.

Yo mismo empecé este artículo rezando un «Yo pecador», pues en más de una ocasión justifiqué resultados malos o incompletos con esa falta de talento; tu falta de talento, querido lector, si me conoces y en alguna ocasión trabajamos juntos. Y es que opiniones garantizadas respaldan la idea. Fuentes como Forbes, Expansión o el propio Foro Económico Mundial señalan el índice de talento como una barrera para el crecimiento económico en México y en Latinoamérica para efectos prácticos.

Los peligros de un diagnóstico equivocado

Pocas cosas son tan dañinas como encontrar la causa incorrecta de una situación o problema. Aun así, esto sucede con alarmante frecuencia.

Permítanme una analogía para poner la situación en contexto. En Estados Unidos, el diagnóstico equivocado es la tercera causa de muerte, solo después del cáncer y las afecciones cardiacas. Probablemente la única razón por la que asistes con un médico es para que te diga qué anda mal contigo. De paso te puede recetar la medicina, a veces. Pero la inteligencia fundamental radica en encontrar la falla.

Volviendo de esta breve digresión, no es entonces aceptable explicar o justificar un mal resultado por la falta de talento de la fuerza de trabajo. Y no porque sea del todo equivocado, sino porque: uno, la supuesta falta de talento ya es conocida y debería considerarse al plantear las metas y los planes de acción; y dos, la falta de talento de quien explica es la primera que habría que resolver.

La cultura y el cambio posible

No puedo hablar por todos los latinos; sí por los que conozco, por mis jefes, por mí y por todos mis compañeros. Hablaré por los mexicanos solamente, que tenemos una incapacidad para encontrar la razón de los problemas en nosotros o en nuestra gestión. Quizá sea una cuestión genética. En realidad no importa el origen del mal, no tanto como la detección y el tratamiento.

En compañías grandes y pequeñas, la situación es similar. Se contrata personal y se espera que después de un tiempo razonable, obtenga los resultados deseados y más. Esperamos que las personas aprendan todo lo bueno y solo lo bueno de sus compañeros, y lo magnifiquen. En los mejores casos, hay un proceso de integración y entrenamiento. Pocas veces, sin embargo, existe una definición detallada del cargo, las actividades de las que la persona es responsable, las métricas y el esquema de supervisión. No es sorpresa que los resultados sean pobres, que unas pocas personas tengan impacto en los resultados de la compañía y el crecimiento sea limitado.

Así que sí. Se trata de una crisis de talento, que empieza con los más altos niveles jerárquicos de las compañías. No hay liderazgo que pueda multiplicarse en una organización donde no hay responsabilidades detalladas y estadísticas que muestren la productividad de cada individuo. Algunos describen esta problemática como “falta de procesos”, uno de los más grandes clichés de la vida corporativa en México. Es muy hueco el concepto por el desgaste. Hay poco glamour y diversión en establecer el ciclo operativo de un departamento o compañía, la interacción entre áreas, los productos o subproductos que cada persona entrega a otro colaborador o usuario final. No hay otro camino si esperas que cada persona, cada área y la compañía en general tengan la oportunidad de ser exitosas.

Un poco de perspectiva sobre el talento en México

Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre. No es sostenible decir que en México no hay un rezago y que éste no es evidente. En el Índice Global de Talento y Competitividad, México figura en el puesto 74 global y 9 de la región. Te recomiendo consultar el enlace al final de este artículo. Hay mucho camino por recorrer y el enfoque debe ser serio. Si nunca has visto un estudio formal, no es fácil imaginar los factores que se considera para analizar el tema. Poco tienen que ver con lo que podrías argumentar sobre el desempeño de un colaborador o compañero en el día a día.

talento en México

Para mí es claro. El desarrollo del talento no será inmediato y más nos vale dedicarnos a nuestro progreso con las herramientas que tenemos. No son pocas. Muchos países quisiera tener 127 millones de personas con las que construir. Concluyo con dos aprendizajes personales que espero sean de valor para ti.

1.- Asegúrate de que la próxima vez que justifiques los malos resultados con una falta de talento en México, estés listo para responder por tu propia falta de talento.

2.- Sin detener la maquinaria a tu alrededor, asegúrate de establecer cada paso de tu ciclo operativo y no te detengas hasta que sea conocido y reconocido por todos los involucrados.

Nos leemos pronto.

Luis Nieto

Enlaces externos

Expansión: Cinco factores por los que México enfrenta una escasez de talento

Forbes: Crisis de talento especializado, reto permanente en México

Foro Económico Mundial: Reporte de Competitividad Global

Índice Global de Talento y Competitividad

Escuela de Medicina Johns Hopskins: Diagnostic Fatal Flaws

Revista Time: errores médicos, causa de muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú